Cuidado y mantenimiento de un cable de acero. Parte 1.

2 julio, 2013 • Publicado por admin en noticias inicio • Etiquetas: , , , ,  
cables-de-acero-7MEDICIÓN DEL DIAMETRO DE CABLE DE ACERO
El diámetro de un cable de acero es la circunferencia que engloba a todos los torones, la dimensión más grande. Se deben hacer mediciones en dos puntos con una separación de al menos un metro entre ellos, cada punto deberá ser medido en sus dos ejes; el diámetro del cable será el promedio de estas cuatro mediciones.
RANURAS EN POLEAS Y TAMBORES
La mayoría de los cables operan en contacto con las gargantas de poleas y en tambores. Bajo esta situación se presenta abrasión constante en el cable y la garganta, de forma tal, que el estado en el que se encuentre la garganta repercutirá en el desempeño y vida útil del cable.
Una garganta estrecha, además de presionar el cable bajo carga, inducirá un desgaste prematuro ya que el cable no contará con un apoyo adecuado. Por otra parte, una garganta ancha no dará suficiente apoyo, además de causar aplastamiento y desgaste prematuro en el cable.
Se recomienda que para garganta nueva, ésta tenga una tolerancia de diámetro de 7.5% sobre el diámetro nominal del cable.
ÁGULO DE ATAQUE
Entre todos los factores que influyen en el enrollado de un cable en un tambor, el ángulo de ataque tiene el mayor efecto.
El ángulo de ataque es el ángulo formado por la línea que va del centro del tambor al centro de la polea, perpendicular al eje del tambor, y la línea formada desde el costado del tambor hasta el centro de la polea, sobre su eje.
En tambores lisos se recomienda que éste ángulo oscile entre 0.5 ̊ y 1.5 ̊; para tambores ranurados se recomienda entre 0.5 ̊ y 2 ̊. Si el ángulo es menor, el cable tenderá a acumularse sobre una zona y
no en la totalidad del tambor; si el ángulo es mayor se tendrán problemas de fricción entre el cable y las tapas del tambor.
MANEJO DEL CABLE DE ACERO
Es muy importante manejar el cable de acero correctamente para evitar daños antes de ser utilizado.
Para extraer un cable de un carrete se debe colocar una barra al centro del carrete y levantarlo de tal forma que libre el piso y gire fácilmente. La punta del cable debe ser sujeta y de aquí, desenrollar el cable en línea recta. La velocidad del carrete se debe controlar colocando un pedazo de madera entre el piso y el carrete a manera que funcione como freno, cuidando de que no se afloje el cable en el transcurso de la operación; de otra forma, se podrían formar cocas en el cable. Si el carrete está colocado con su eje de forma vertical y se desenrolla el cable por su extremo libre, existirá una formación de espiras que nos pueden provocar cocas. Debe tenerse cuidado de que el cable no gire libremente y no se afloje el devanado.
Existe sólo una manera correcta de desenrollar un cable. Una persona debe sostener la punta libre del cable mientras que otra rueda el rollo hacía atrás sobre el piso. Si un rollo no está colocado sobre el piso y se saca el cable formando espiras, fácilmente se pueden provocar cocas. (Ver figuras siguientes)
Cuando se pasa el cable de un tambor a otro, se debe conservar la dirección original del enrollado natural del cable. Siempre que se pase el cable de un tambor a otro, debe tomarse de la parte superior del carrete y colocarse en la parte superior del otro; o de la misma forma, de la parte inferior del carrete original a la parte inferior del otro carrete. Se debe tener gran cuidado para asegurar que el cable siempre permanece bajo tensión. Nunca se debe permitir que el cable salga por los extremos del carrete.
 
 
© Ferreteria Barbosa 2014. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Enjambregroup // Administrado por  Implementado por GWS-02